domingo, 26 de febrero de 2017

V DUATLON VILLA DE CAMPILLOS ( sección MANUEL DEL RIO PEREZ )


Campillos, 26 de Febrero de 2017




El inicio de una aventura de vida


CON LETRAS DE ORO


El despertar ha sido el mismo. Misma ilusión. Misma hora. Muy temprano. Madrugón. Las sensaciones eran distintas. Hoy no era mi día. Era el de mi hijo. En mi cabeza la ilusión de mi primera Maratón. Algo nuevo en el camino. 

Son las 7.15AM llegamos el Real Club Mediterraneo, recogemos a Dani, compañero de Manolo. Meter 2 bicicletas en el maletero es sentir. Veo la ilusión de ambos en sus ojos. Los observaba mientras hacían esa rutina. Una obligación nueva en mi caminar de Atleta. Precioso.

Volamos hacia Campillos entre una densa niebla. Detrás de ella estaba nuestro destino. A 15 kms. de llegar veo a mi derecha el cartel del desvío a Sierra de Yeguas ( el poblado ) recuerdo a mis compañeros de Beer Runners Málaga, en especial a Lola. 

Llegamos y aparcamos justo en el lugar de la salida. Un desayuno reparador nos ilumina. ¿ Churros ? no! no! es mi contestación. Yo si puedo....vosotros no!!! La competición os espera y hay que educarlos.

Van llegando los compañeros de Manolo. Un grupo lleno de juventud e ilusión. Que bonito. Que sano. Es el grupo de Pablo Navarrete. Un grupo de Triatlón que poco a poco se abre camino en el difícil mundo de la competición. Manolo !! disfruta tío !!! disfruta.........

La parafernalia de las bicicletas la vivo de primera mano junto a ellos. Un mundo novedoso para mi. Y me pica el gusanillo. El ir y venir de Atletas en calentamiento me trae muchos recuerdos.




La bocina está preparada. Voy a vivir un Duatlón. El primero que voy a ver a mi hijo competir. Las siguientes letras que voy a escribir son las letras de Oro más bonitas que voy a gozar. Ha llegado el día. Estoy presente junto a mi hijo. Va a competir. Precioso. 





Tiene una vida por delante.......antes de irse a la salida lo llamo.....y le doy mi consejo.....DISFRUTA !!!! nunca mires hacia delante ni hacia atrás.....mirate a ti mismo. Mira tus zapatillas.....mira tu bicicleta.....mira tu mono de Atleta. Mirate a ti. Mira. Y goza.

Nunca compitas contra nadie. Ni contra nada. Disfruta y mejorate a ti mismo. Si consigues eso, serás el mejor Triatleta del mundo. Hazlo. Es mi consejo. Sé que lo harás.

Verlo correr, pasar a mi lado, el intercambio para coger la bicicleta, esperarlo para verlo llegar son instantes que quedarán para siempre en mi recuerdo. Me ha hecho grande. Campillos la recordaré siempre. Será el lugar donde un día mi hijo me ha hecho saber que tengo un tío con la mente de una gran persona. Me lo demuestra día a día en su evolución diaria. Se va a convertir en una muy buena persona y en un enorme Triatleta. Gracias por hacerme disfrutar.

Estas son mis letras de Oro. Y sobre todo dar la gracias a Pablo Navarrete porque será su profesor, la persona que lo está enseñando a sufrir, a trabajar duro y al Real Club Mediterraneo que se va a convertir en el club de referencia de mi Triatleta. Un excelente grupo lo ampara.
Campillos es la lanzadera hacia el espacio sideral. DISFRUTA !!!!!






martes, 14 de febrero de 2017

¿CUANDO SE EMPIEZA A VIVIR UNA MARATÓN? Por PAULA MARTIN

Redacción y elaboración de PAULA MARTIN, Coach personal, y amiga de una gran amiga como es Lola Marín de la cual solo tengo elogios como atleta y como persona y como contraprestacción a ella expongo un relato sobre EL MURO en la Maratón que tiene un valor excelente para poder compartirlo. 





 Aquí lo tenéis : Disfrutadlo y sobre todo aprender es el objetivo



http://paulamartin.coach/el-muro-que-muro/






¿EL MURO? ¿QUÉ MURO?

El temido muro de la maratón y 8 claves para superarlo

Es el gran día,
Tú, 42.195 metros y un supuesto muro, preparados para correr.
Si eres uno de esos valientes que ha encarado alguna vez una maratón o una carrera de larga distancia seguramente sepas de lo que hablo, e incluso puede que hayas tenido el placer de conocer “el pequeño gran muro”.

Y para los que no, ¿Qué es el muro?
Pues bueno, yo lo describiría como ese momento de carrera en el que todo parece volverse cuesta arriba, en el que sientes que no puedes más, en el que las molestias físicas y el cansancio acumulado se adueñan de tu estado de ánimo y motivación para continuar corriendo. Ese momento en el que tu mente, bajo el cansancio físico y mental, te dice ·”déjalo”, “para”, “hasta aquí”, “no puedo más”. Ese temido momento.
Pero ey, no te dejes engañar por tu mente, es un poquitín vaga y lo que no tiene es más ganas de seguir “sufriendo”. Así que
¡A derribar el muro!

Normalmente este momento se suele dar entre el kilómetro 30 y 35, cuando el cansancio físico  es cada vez más intenso y las fuerzas comienzan a flaquear.

  • Ya es importante saber detectar el punto de carrera en el que te encuentras. Que no te pille desprevenido/a. Aceptar que tienes que pasar por ese tramo de competición y concienciarte de que lo vas a superar es el primerísimo paso.

  • Es el momento de establecer un objetivo puntual que sea alcanzable, realista y motivador. Esto hará que tu mente se enfoque en ello y te active para conseguirlo. Alcanzar a un corredor próximo, querer alejarte de alguno que viene por detrás, mantenerte en un grupo, llegar hasta el siguiente avituallamiento,… pueden ser algunos de ellos, busca el que te sea útil para ti en ese momento.

  • Ten claro cuál es tu objetivo final para ­el que estás ahí, la motivación que te ha llevado a estar hoy en la línea de salida. El tiempo dedicado a entrenar para este día, los amigos y familiares que te están acompañando, la satisfacción que te va a reportar cuando lo hayas conseguido… ¡Visualízate!

  • Emoción sí, pero con control. Que la euforia y el “subidón” del momento no te haga perder el ritmo y la cabeza. Ya sabes que, todo lo que sube, baja. Y en este tipo de competiciones hay que saber marcar el ritmo que te permita llegar a donde quieres. Busca ese punto en el que te sientas cómodo y te haga dar lo mejor de ti pero sin sobrepasarte.

  • Hoy y más aún en ese momento, los pensamientos positivos serán tu mayor aliado y tu mejor medicina. ¿Qué te dices mientras corres? La forma en la que te hablas tiene una gran influencia en tus respuestas corporales. “Vamos” “Soy un/una crack” “Hoy es mi día” “Voy a conseguirlo” “Yo puedo””Sólo un kilómetro más” “…”.Es el día indicado para creerte, y de verdad, el Rey del asfalto.

  • Pon tu mente a trabajar en cosas externas a ti. Cuando tus pensamientos no sean los mejores, fíjate en lo que te rodea y lo que acontece a tu alrededor.
    Un árbol, una persona que conoces, la gente que anima, una equipación que te gusta, unas zapatillas feas, el cielo,…. La idea es poner la atención en factores externos a tu estado físico para darle una tregua a la mente de la presión a la que la va sometida. Seguro que ella te lo agradecerá.

  • De desayuno un buen tazón de confianza y alegría. Nada de lo que esté en tus manos saldrá mal si llevas contigo la suficiente confianza de que lo harás lo mejor que sabes y mereces. Y por si algo se tuerce en el camino, con alegría y optimismo las cosas siempre se resuelven mejor. Recuerda momentos que te aportan simpatía y confianza en ti mismo/a y recurre a ellos cuando lo necesites.

  • DISFRUTA. No te olvides de disfrutar. Esa experiencia va a ser única y especial para ti. La recompensa a tu esfuerzo siempre estará a unos pasos más de ti.

¡Avanza y a por ella!

domingo, 5 de febrero de 2017

XXVII MEDIA MARATON PUENTE GENIL

           



          



Puente Genil, 5 de Febrero de 2017


MEDIA MARATÓN: 55




CORAZÓN PARTÍO EN LA VENTISCA

Son las 6.30AM y comienzan los preparativos. Hoy estaremos divididos. 
Es el debut de mi vástago en Triatlón en la Jet Set de Marbella y yo voy por mi "fifty five" rodeado de membrillos en tierra cordobesa.  

Lo traslado hasta el Real Club Mediterraneo, le doy mis bendiciones para que disfrute al máximo y nos separamos. Mi futuro estará alrededor del Triatlón, pero esto será escrito en el futuro. Grandes jornadas nos esperan.

Comienza una nueva aventura. Mi coche sufre las embestidas del Dios Eolo para llegar a una Puente Genil donde mi primera toma de contacto es un Speaker con zapatillas color púrpura.



Llegan Rubén y Yahvé. Rápidamente nos trasladamos para disfrutar de un buen desayuno que nos proporcione las vitaminas necesarias para acometer la ventisca que se nos avecina. La conversación se delimita sobre esta cuestión. La térmica modifica mi vestuario de forma obligada y nos dirigimos hacia la zona de salida donde el ambiente sube por momentos.



Una entrevista de la Televisión de Puente Genil nos sorprende y damos nuestro punto de vista a las preguntas del interlocutor. Cristóbal Ortigosa nos habla de su competencia en carrera y estamos prestos. BEER RUNNERS MALAGA cantamos !!! VAMOS!!!!





El sonido del pistoletazo nos sorprende y comienzo. Un pequeño problema de lumbalgia me tiene atento a los acontecimientos. Las dos vueltas a un Puente Genil dicharachero nos lleva al km. 5 con un tiempo de 25m.50s. Muy rápido pero todo va bien. Rubén y Yahvé están unos metros por delante mía. Pero lo importante es ir cogiendo ritmo. No me preocupa.


Las dos importantes cuestas que nos llevan al canal dejan huella. La espalda me responde a la perfección, pero me cuesta. El fuerte viento de costado no es un buen acompañante. Una atleta se me une y me dice: Que cuesta correr solo por este canal. Le digo que si....y le sigo. 

Me lleva. Aprieto los dientes. La ventisca continua pero lentamente voy mejorando y alcanzo a mis dos compañeros. Es el km. 10. 56m.30s. Sin duda todo muy correcto. 

El esfuerzo me obliga un poco y no consigo mantener la estela de mis compañeros por lo que decido reservarme para la vuelta que presiento puede ser todavía peor por culpa de Eolo.

A la altura del km. 13 decido cambiar el ritmo y respondo a la perfección. El aire de cara es complicado pero por momentos ayuda porque es aleatorio. Me acerco a Rubén. Lo cazo. No responde y lo dejo. Mi siguiente objetivo es mi antigua compañera. Voy fuerte. Hago diversos cambios de ritmo y la sobrepaso sin problemas. Yahvé rueda con problemas y vuelo junto a el. Voy realmente bien. Hago diversos cambios de ritmo para probarme. Y la verdad muy...muy bien. 

Sobre el km.18 voy notando el duro esfuerzo de la vuelta y la ventisca continua. En este km. noto en el cansancio y debo aminorar. Me alcanzan algunos pero no debo obligarme. Todavía queda. 

Cuando llego a Puente Genil decido gozar. Me exprimo. Vuelo sin contemplaciones a fuerte ritmo y dilapido los tres últimos kilometros gozando plenamente. El rumor del membrillo me da fuerzas. los 700 mts. finales en cuesta abajo con el arco de meta al fondo decido hacerlo al sprint. Alcanzo dos objetivos, una tras otro, me santiguo y el tiempo de 1h.57m.46s. me deja en meta pletórico. Ha sido una Media Maratón con diversos amalgamas en carrera que me dejan pleno. 



Pienso en mi hijo. ¿ Como le habrá ido ? Seguro que bien. Las noticias llegan poco a poco.....Ha sellado su primer Duatlón en competición. Que alegría. Pienso. Mi historia se duplica. Yo pasado, el futuro.........


Vamos !!!! Mi triatleta DEL RIO



La recompensa en meta es disfrutar junto a mis compañeros y mi mujer de momentos que para siempre quedarán grabados. Son minutos de gloria de compañerismo, de unión. Me quedo con todo, absolutamente todo. Es mi historia. Una historia que escribo con letras de Oro.





Tengo ya mi "fifty five" en Media Maratón. Soy humilde. Lo sé. Pero nadie me ganará jamás a fuerza de voluntad. Dilapido mi reto lentamente. Mi reto personal. El mio. Jamás me he fijado en nadie ni lo haré. Hoy me he comido un buen trozo de membrillo finalizandolo en Fuente de Piedra, alrededor de una buena comida, último eslabón de una jornada pletórica.

¿ Quien da más ?    ¡¡¡¡ Que bueno soy y que "culito" tengo !!!!

Fácil ¿ verdad ?