lunes, 11 de marzo de 2013

XXXVI MINIMARATON PEÑA EL BASTON

Málaga, 10 de Marzo de 2013

EXTASIS EN LAS CUESTAS DE GIBRALFARO, 
CON LA MIRADA PUESTA EN LO QUE..... NUESTROS ABUELOS NO VIERON

A 3 días de lo mas esperado por todos los malaguistas, la eliminatoria con los dragones azules se ha convertido en una batalla con las mismas dimensiones que las temidas cuestas del cielo de Málaga. Subir a Gibralfaro es sentir en el corazón el mismo sentimiento que esta futura batalla campal en el estadio de martiricos.

  
                

Gibralfaro en el corazón de una eliminatoria épica



Con el regusto de vivir proximamente una gesta, comenzabamos con un desayuno de amistad, Fran y yo, una nueva versión de la subida mas emblemática y antigua de la capital. La subida a lo mas alto. 

Salida en c/ Frigiliana

Vista al cielo y nubarrones amenazantes que nos dejaba un mañana pasada por agua. Paseo matutino hasta los aledaños de la salida a casi 5 kilómetros de nuestras casas y allí nos encontrábamos con todos los amigos, con los cuales departimos los prolegómenos de la antiquísima subida a los montes de Gibralfaro.

Bonito ambiente de runners, ávidos de asfalto y esperando la pistoletada de nuestro Alcalde que se dió cita en salida para abrir el camino a 400 velociraptores.

Salida voraz, camino del paseo marítimo, y nuestra amiga insaciable, la lluvia, que hace acto de presencia para endulzar, aun mas si cabe la gran recta que nos lleva hasta el puerto de Málaga. 

Tenia mi objetivo en llegar a las faldas de los montes de Málaga en menos de 30.00 y a por ello voy, voy cogiendo liebres según voy avanzando, intento avanzar a un ritmo superior al normal al ser una carrera mas rápida y voy obteniendo una media de 5 m. el kilómetro. Todo perfecto.

Al llegar al parque, por su parte central, observo como Pedro Chamizo compañero de Juan se me pega a la espalda y avanzamos a buen ritmo camino de la plaza de toros. Intento en estos últimos metros apretar mi ritmo aprovechando lo poco que nos queda de llano, para llegar juntos a la gran prueba de 1.700 mts. que nos espera. Aquí miro el reloj y me marca 29 m.20s. primer objetivo cumplido. Ahora viene la hora de la verdad.

La primera subida de 800 mts. del camino nuevo, archiconocida, sobre todo los primeros 200 mts. la llevamos a ritmo, paso corto y firme, para continuar intensificando algo el ritmo. 

En la curva de subida a Gibralfaro, veo a la mujer de Fran con sus hijos, les grito para que me vean, me ven, les saludo, y adelante ya solo quedan los 900 mts. de la mítica subida al cielo malagueño. 



En las cuestas de Gibralfaro  !! Vamos Monstruo !!


Le digo a Pedro que siga a su ritmo y mantengo el tipo, hago algunos cambios de ritmo para probar, pero claro, las duras rampas hacen que no haga demasiados aspavientos. 


Metros finales


Veo a la gente que sube como puede, hay de todo, yo voy muy bien, conozco perfectamente la dificultad y el final es el éxtasis....algo que nuestros abuelos no han visto jamas. La meta de ver a nuestro Málaga en cuartos de final de la Champions League. Yo estoy seguro que lo conseguirán igual que yo he conseguido extasiarme en las cuestas de Gibralfaro. 

Podium de ganadores  ¿ Que más queremos?

Arriba vi muchos dragones azules, es la imagen de algo al cual tenemos que derrotar, del mismo modo yo he derrotado las fúnebres rampas del cielo. Extasis, victoria, épica, sufrimiento esto es Gibralfaro.


En meta, todos nos armábamos de compañerismo y nos citábamos para la gran cita de principios de Abril, la Media Maratón de Málaga, pero antes disfrutaremos de nuestra Semana Santa y sobre todo de algo que "nuestros abuelos" jamas han visto. 




domingo, 3 de marzo de 2013

XV MEDIA MARATON ALORA "VALLE DEL SOL"


Málaga, 3 de Marzo de 2013


Media Maratón:   23


LA MADRE DE LAS BATALLAS




MALAGABLANQUIAZUL
invadiendo tierra perota



Volver a Alora es volver a una de las Medias Maratones mas duras que recuerdo. Alora "tiene algo" que la hace especial ese algo es su perfil rompepiernas que la convierte en una de las batallas mas cruentas para un fondista.


Plaza del Ayuntamiento de Alora

450 runners nos damos cita, en la plaza del Ayuntamiento. Aquí estamos de nuevo, Sebas, Dani, Fran y un servidor dispuestos a disfrutar de una carrera con un interés especial.

Alora es muy selectiva, mucha gente no se atreve con ella, la temen, para mi al revés de mucha gente, me motiva, me gusta la adversidad, en este terreno me encuentro a gusto, necesito la adrenalina para sufrir en el campo de batalla que se recorre desde Alora a Pizarra y viceversa.



Camino de Pizarra. Comandando un pelotón de soldados


Suena el cornetín de salida, y la gran batalla ha comenzado. Los primeros kilómetros sirven para ir cogiendo ritmo, y la bajada vertiginosa, por la que posteriormente se convertiría en la subida letal, camino a la venta los caballos, sirve para ir tomando contacto con el asfalto.

En estos primeros kilómetros, no llevo bien el ritmo, no voy a gusto, no consigo llevar la respiración a nivel, por lo que no siento en buena armonia. Pero todo cambia cuando comienzan los temidos desniveles de Pizarra. !Comienza la batalla!  Aquí es cuando "ese algo" de Alora destapa sus esencias y demuestra el porqué de tan temido recorrido. Llegar a Pizarra es estar en un continuo rompepiernas de subidas y bajadas, que tienen su punto álgido en la salida del pueblo ya en el kilómetro 10, 11 de carrera.

En este punto, la madre de las carreras, está en su esplendor, este es el aperitivo mas apetitoso para lo que después viviremos. Pizarra ha desencadenado la guerra y sus cuestas dan constancia. En este punto me cruzo con Dani y mas tarde con Fran, al cual veo cansado, de Sebas ni rastro.

En la vuelta a Alora, he mejorado muchisimo, mi motor va a ritmo, voy perfecto, he pasado la pequeña pajara de los primeros kilómetros y ahora es cuando viendo al fondo en todo lo alto el destino, me encuentro en un grado óptimo sin sufrir lo más mínimo.

Ir acercándose a Alora, es encantador, cada vez mas cerca, cada vez mas y mas, voy pasando gente, no demasiada, pero los paso, y poco a poco hasta llegar de nuevo a la venta los caballos, para enfilar el último avituallamiento en el kilómetro 18 da alas.

En este punto, el único gajo de naranja que consigo, me permite enfilar ese puente del Guadalhorce, con un caudal bastante alto por los últimos deshielos, y comienza la batalla final.

La cuesta de Trabanca, la considero el punto mas emblemático desde que hago running. Su tremenda dureza con sus 3 kilómetros interminables la convierten en la prueba mas importante de una Media Maratón.

Comienzo la subida, sin compañía, subo como puedo, sin poder, es durisimo el envite, las cuestas marcan la musculatura. Sigo subiendo, y sorprendentemente oigo una voz que me dice: "vamos juntos". Fue mi salvación. No sé de donde saco las fuerzas. Pero las tengo. He reaccionado y acompañado ahora si, marco mi ritmo para seguir acometiendo la tenebrosa subida hacia el cielo perote. Recogemos gente, y ya somos 4....!!tenemos que bajar las 2 horas!! exclamo. Pero al llegar a la rotonda final y ver de nuevo esos pilones a los lados de la carretera, sabia que eran los 500 metros finales.

Voy acompañado por aquella voz milagrosa, que me ha salvado del fuego cruzado de Trabanca. Hemos llegado juntos. Tremendo. Hemos derrotado a las cuestas de Trabanca. He vuelto a hacer historia.




Llegada a Meta en compañia de Miguel



La voz que me ha ayudado se llama Miguel. Gracias. Hemos hecho un dúo perfecto en una subida mágica.

He conseguido mi objetivo que no era otro que bajar las 2 horas. Fenomenal. He batido a Alora. Sigo mi historia.

En meta, buenisima bolsa del corredor con el regalo mas deseado, el platito coleccionable de la carrera. Ya tengo 2. Olé.


Y como fin de fiesta a la Venta Gutierrez, a comernos el arrocito que nos dé la energía para la próxima cita, que será de inmediato, ya que las cuestas de Gibralfaro nos esperan en tan solo 7 días, para regusto de nuestro paladar.

Alora es la madre de las batallas y hemos vencido. Lo siguiente está por escribir, pero seguimos armados para continuar demostrando nuestro poderío en el asfalto.

El castillo de Málaga velará a Malagablanquiazul en breve. Distrutemos de sus míticas cuestas como lo hemos hecho hoy en Trabanca.


Estadistica de carrera con mi Forerunner 305 de Garmin